DESCANSO ADECUADO:  ¿QUE ES?

En la antigua tradición de curación maya, el descanso adecuado es más importante que la nutrición adecuada. Esta tradición creía que el cuerpo humano requiere descanso para limpiarse y organizarse más de lo que necesita alimentos. Esto encaja con los estudios occidentales sobre la privación del sueño. Se ha demostrado que las personas desarrollan lesiones cerebrales después de ocho días sin dormir, pero pueden durar mucho más tiempo sin alimentos. 

La tradición maya enseña que el descanso adecuado tiene cuatro componentes superpuestos: 

RESPIRACIÓN

respiración: cuando se detiene la actividad física, la frecuencia respiratoria disminuye y la disponibilidad de oxígeno para el cerebro, el corazón y los pulmones se aumenta. Esto permite que la reparación y la reorganización ocurran en los órganos y en el nivel celular en un grado que no puede ocurrir cuando nuestros cuerpos necesitan nuestro oxígeno para estar físicamente activos. 

DIGESTIÓN

 El sistema digestivo deja de procesar nuevos alimentos y se enfoca en digerir los alimentos que ya están dentro de él. Envía nutrición a donde se necesita y desvía los productos de desecho a nuestros órganos de eliminación. 

DORMIR

 

Los músculos se relajan y la energía se usa para limpiar, reparar y nutrir esos tejidos en lugar de usarlos para la actividad. 

SUEÑOS Y REORGANIZACIÓN MENTAL

El cambio del cerebro al estado de sueño (REM) nos permite procesar la información y las emociones que hemos recibido durante las horas de vigilia e integrarlas con las anteriores. En lugar de recibir nueva información como lo haría durante las horas de vigilia, su cerebro ahora está procesando y organizándose. 

Un buen descanso no necesariamente significa dormir. Puede incorporar cualquier combinación de los cuatro componentes anteriores. El ejercicio repetitivo que cambia la frecuencia respiratoria y los sistemas digestivos de las formas anteriores es una excelente fuente de descanso. La meditación y la respiración profunda se cuentan entre las buenas fuentes de descanso. La hipnosis y el soñar despierto también califican. Ver una película o escuchar música que no es demasiado estimulante cuenta, y las actividades repetitivas que uno puede hacer sin tener que pensar en ellas también funcionan. Estos incluyen la oración repetitiva, tejer, abalorios, jardinería, limpieza, etc. 

 

Cuando se ve el descanso de esta manera, casi se vuelve irrelevante contar las horas de sueño por la noche. La cantidad de sueño necesaria depende completamente de la cantidad de procesamiento necesaria, ya sea de toxinas, emociones, actividades u otros ataques al cuerpo, mente o alma. Si lleva un estilo de vida limpio, es decir, necesita limpiar muy poco su cuerpo y está tranquilo en su alma, dormir de 4 a 6 horas por la noche es más que suficiente para mantenerse saludable. El número más bajo sería durante las estaciones cálidas, y el número más alto durante las estaciones frías.

 

Intente evaluar sus patrones de descanso y sueño a través de esta lente, y podrá hacerse una idea de qué tan limpio está su cuerpo y qué tan tranquila es su alma. Esto crea una guía general sobre lo que es posible que desee trabajar en una o ambas áreas.